El ajo y sus efectos en el organismo

Este fruto (si se le puede decir así) contiene alicina, la cual es una sustancia que coadyuva a cuidar nuestro sistema cardiovascular, consumida de manera diaria de forma natural puede ayudar a reducir el colesterol malo en un porcentaje considerable.

Beneficios del Ajo

Se puede decir que el ajo es uno de los mejores regalos de la naturaleza y por consiguiente lo hace ideal para su uso como remedio medicinal, incluso se puede comentar que desde tiempo remotos se les ha atribuido compuestos sulfúricos y fitonutrientes llegándolo a llamar ʽespantaenfermedadesʼ, ya que pueden tratar cualquier enfermedad o dolencia.

Entre sus propiedades curativas, se puede mencionar:

  • Sirve como antibiótico natural: desde tiempo atrás se usaba como antibiótico, especialmente para eliminar la bacteria presente en los intestinos, además de ello, también nos ayuda a curar infecciones leves, ayuda en los procesos gripales y fortalece el sistema inmunológico.
  • Ayuda a mejorar la circulación sanguínea: se sabe muy bien que el ajo contiene vitamina B, el cual reduce los niveles de homocisteína, esta sustancia cumple la función de endurecer los vasos sanguíneos, lo que la hace letal para el ser humano ya que provoca que la sangre sea más espesa de lo normal y se produzcan coágulos.
  • Es excelente para el hígado: por tener propiedades desintoxicantes, su consumo nos ayuda a depurar las toxinas del cuerpo, elimina los parásitos y además aquellas sustancias que el hígado no puede procesar.

Igualmente el ajo sirve para estimular las funciones hepáticas, ya que es rico en vitaminas A, B y C, también es bueno para desinflamar.

  • Es excelente para la piel: con su consumo de manera diaria, nos va ayudar a tener una piel sana, bella y muy tersa, ya que una de sus cualidades es proteger y regenerar la piel.
  • Reduce los niveles de colesterol: este beneficio es sin lugar a dudas muy importante conocerla, ya que, el ajo tiene una sustancia llamada Alicina el cual se encarga de proteger nuestro sistema cardiovascular.

Tipos de Ajo

En la actualidad se ha llegado a descubrir más de 600 especies de ajo, estas se agrupan en dos subespecies:

  • Cuello blanco fresco o sativum: sus hojas surgen de un tallo suave, el cual predomina las vainas foliares, las más conocidas son Artichoke y Formidable.
  • Cuello duro u Ophioscorodon: sus hojas nacen de un tallo duro, ellas son la Porcelana y Purple Stripe.

De estas subespecies mencionadas se derivan estos tipos de ajos:

  • El ajo Natural: es uno de los más común, se caracteriza por tener un sabor suave, buen aroma y una excelente productividad, su bulbo tiene más dientes que los demás tipos de ajo, tiene una particularidad que lo hace muy atractivo y es que suele conservarse por mucho más tiempo.
  • El ajo morado: su nombre se debe a su característico color morado tanto por dentro como por fuera, al probarlo se siente un sabor fuerte.
  • El ajo rosado: es un tipo de ajo en la que predomina su sabor, ya que se caracteriza por poseer el sabor más fuerte de todos, suele denominarse ajo de culebra, en algunos países se suele comer en ensaladas o frito con aceite y limón.
  • Ajo Chino: es un tipo de ajo que se reconoce fácilmente por tener el bulbo o cabeza muy grande y blanca, generalmente este tipo de ajo al desgranarlo se le consiguen de 10 a 12 ajos, además se puede comentar que el mismo posee un sabor un tanto picante, pero muy agradable al sentido del gusto.
  • Ajo Macho: un ajo poco común, ya que se caracteriza por tener un solo diente, con un sabor suave por lo que algunos llegan a consumirlo crudo en algunas preparaciones.
  • Ajo negro: este no es un ajo como tal, es más bien una preparación que se logra obtener del ajo común, su nombre hace referencia a un tipo de ajo que pasa por un proceso de envejecimiento, es decir las cabezas o bulbos se someten a un tratamiento térmico que duran varias semanas, lo que al cabo de ese tiempo va adquiriendo un color oscuro, a este proceso le suelen añadir vinagre balsámico.

 

Comercialización del Ajo

El ajo como bien se sabe es consumido por la mayoría de las personas en cada hogar, su uso suele ser para el consumo a través de diversos platillos y a través de su consumo con fines medicinales.

No se puede dejar de lado la comercialización del mismo, ya que existen muchos mercados a los cuales no llega el producto, necesariamente debe  pasar por una cadena de comerciantes mayoristas y minoristas, los cuales se encargan de distribuir el producto a nivel local.

Muchos de estos comerciantes tienen la opción de vender el ajo en varias presentaciones, tales como cabezas de ajo,  Ajo pelado y la pasta de ajo.

Las cabezas de ajo suelen venderla en los mercados locales en mallas, su peso es variable, se encuentran desde 250 gramos en adelante, todo depende de la empresa que los embale y comercialice.

El ajo pelado es otra opción muy buena para las amas de casa, ya que les facilita un poco el trabajo a la hora de realizar sus comidas, esta es una presentación que se suele comercializar en los supermercados o tiendas de ventas de alimentos, en las cuales se les puede conseguir en frascos los ajos pelados o libres de piel.

Por su parte se puede conseguir la Pasta de Ajo, es una muy buena opción para preparar los alimentos, ya que no se tendrá que pelar, cortar o machacar los dientes de ajos, ya que a través de esta presentación, el ajo ya viene convertido en una pasta, la cual puede ser guardarse en la nevera sin que esta se oxide.

Como pueden observar son muchos los usos que se le puede dar al ajo, con la finalidad de que usted lo pueda usar, depende de su gusto, sepa escoger el mejor ajo que le pueda proporcionar el mejor resultado.